Un coche eléctrico para un niño es mucho más que un juguete, los pequeños entienden que tienen en sus manos algo que es muy parecido a los coches de adultos y que funciona muy parecido, por eso les emociona tanto. Es posible que miremos esto como el estímulo para potenciales corredores en el futuro, pero no es así, la emoción de un niño de 4 años con una guitarra, violín o piano de juguete no lo transforma automáticamente en un Beethoven o Mozart, lo mismo ocurre con los coches eléctricos. ¡En nenecars.com tienes las mejores ofertas de coches eléctricos para niños!

Sin embargo, aunque no garantice estar formando un campeón de fórmula 1, los coches eléctricos si representan grandes ventajas para nuestros hijos, a saber:

Los pequeños se hacen más responsables

Al ser algo que aprecian mucho, puedes educarlos en la responsabilidad de limpiarlo una vez a la semana, apuesta lo que quieras a que se sentirán emocionados limpiando sus coches con un trapo los domingos, tal cual haces con tu auto grande, de ahí a que aprendan a limpiar su cuarto hay solo un paso.

Coordinación

Manejar un coche implica pisar un acelerador y mover el volante, andar en retroceso mientras se observa que no esté el gato o perro de la casa atravesado, todo ello mejora la formación del niño en cuanto a su coordinación.

Los coches eléctricos ayudan a desarrollar responsabilidad

Algunos de estos coches traen cinturones de seguridad, de esta manera, los más pequeños también aprenden a respetar normas que podrían salvarles la vida en un futuro, nada mejor que aprender este tipo de normas desde pequeños.

¿Qué tan costoso es un coche eléctrico?

Depende mucho del modelo, tamaño, características varias, pero sí debes tener algo claro: Para un niño de 3, 4, 5 años, un coche eléctrico puede ser algo que conserve por muchos años, al igual que una bicicleta será un entretenimiento sano que además le ayuda a desarrollar coordinación y otros elementos, aunque luego le compres otros regalos, haberle dado un coche te facilita en adelante comprarle regalos un poco “menores” o menos costosos. Es decir, el coche puede ser “el regalo de su infancia”, piénsalo así y verás las ganas de comprarle uno que te dan.

¿Qué coche eléctrico regalar a mi hijo?

Seguramente te lo preguntas y conociendo la variedad de ofertas que existen, no es para menos. Te contamos que para gustos y colores hay coches de sobra.

Todoterreno

Es una opción ideal para esos chicos que se sienten grandes y quieren jugar a manejar de verdad, además que su diseño les ayuda a moverse en patios o jardines pasando por algunos baches en la superficie sin problema. Además de ello, el todoterreno cuenta con cambio de velocidad de lenta a rápida, sin nervios, siempre se mantiene en una velocidad segura, pero ese cambio crea en el niño la sensación de que está usando turbo y va muy veloz. ¡Divertido!

Coche eléctrico para niños BMW clásico

Como su nombre lo indica, es poner en sus manos un clásico entre clásicos, pase el tiempo que pase, el adulto que será su niño en un mañana les agradecerá el haberle regalado un BMW, porque sabrá que desde pequeño le enseñaron a valorar la elegancia y estilo que representan estos autos.

Post Your Thoughts